Anuncios
Muy interesante

Riñones, sus complicaciones y recomendaciones

El riñón es un órgano, de  forma de habichuela con la parte convexa hacia fuera y ubicado a ambos lados de la columna vertebral, específicamente en la región o zona lumbar. En un adulto suele pesar cada uno alrededor de 150 g y miden de 11 a 13 cm en su eje mayor.

Se mantiene en su posición gracias a la grasa que lo envuelve, los músculos y las vísceras abdominales teniendo como función principal la eliminación, mediante la producción de la orina, de sustancias sobrantes del cuerpo (porque se encuentran en exceso como puede ser el caso del agua, azúcar o sal) e incluso tóxicas para el organismo (urea) que la sangre ha recogido en su recurrido por todo el organismo.

En este sentido, los riñones filtran entre 180 y 200 litros de sangre al día para producir 2 litros de orina. La cantidad de orina formada en el riñón depende mucho de las necesidades del cuerpo. Si se suda mucho, la orina es poca y concentrada; si se bebe mucho, es abundante y similar al agua.

Una vez filtrada, la sangre viaja al corazón limpia de sustancias y con el equilibrio idóneo de sodio, calcio, potasio y fósforo. Estos órganos también fabrican hormonas necesarias para producir glóbulos rojos, regular la presión arterial o fijar el calcio en los huesos.

Sin embargo, muchas veces el riñón, por diferentes razones, no puede realizar a pleno rendimiento sus funciones de limpieza lo que causar una acumulación de muchas sustancias tóxicas peligrosas para el organismo.

Cuando esto sucede, la persona experimenta síntomas como:

  • Falta de energía
  • Dificultad para dormir
  • Calambres musculares nocturnos especialmente en los pies
  • Tobillos y piernas hinchadas. Cuando los riñones trabajan a bajo rendimiento tienen problemas para deshacerse del agua sobrante a través de la orina. Esto se refleja en una mayor hinchazón de piernas porque se retiene líquidos, pero ese exceso de agua también entra en las venas y el corazón tiene que bombear con más fuerza para que circule la sangre, con lo que se dispara la tensión
  • Menstruación irregular. Las mujeres con un riñón que no se encuentra en su plena capacidad suelen tener reglas irregulares y es que su función interfiere en la producción de hormonas femeninas y, además, cuando hay disfunción renal el cuerpo retiene impurezas que inhiben la producción de óvulos afectando a la menstruación.

Señales que los riñones no están trabajando correctamente

¿Has notado cambios en la orina? Si tienes la sensación de no vaciar bien la vejiga cuando vas al baño o notas presión en la zona, te levantas varias veces por la noche a orinar pero no lo consigues o lo haces en poca cantidad, puede ser una señal de que los riñones no trabajan a pleno rendimiento. En cuanto al color, si la orina es muy oscura o con sangre es señal de infección en la vías urinarias, piedras en el riñón o de insuficiencia renal, porque los vasos sanguíneos de los riñones están dañados. Y si presenta burbujas o un aspecto espumoso se debe a que hay proteínas que se pierden por la orina.

¿Te sientes fatigado(a) sin motivo aparente? Ya hemos dicho que los riñones son los responsables de estimular la médula ósea para que produzca glóbulos rojos, a su vez responsables de transportar el oxígeno de los pulmones a todo el organismo. Pero cuando el oxígeno no llega por una baja producción de glóbulos rojos es normal que te sientas cansada.

¿Estás destemplado(a) y te dan escalofríos? La causa también puede ser un mal funcionamiento de los riñones porque un nivel de glóbulos rojos bajos no solo provoca cansancio y debilidad, también hace que te sientas destemplado o te den escalofríos aunque no haga frío.

¿Te levantas con bolsas en los ojos? Los riñones son los responsables de mantener en equilibrio los líquidos existentes en el organismo. Por eso, cuando bebes mucho, crean suficiente orina para que no los acumules en exceso. Pero si la función de estos órganos disminuye, pierden la habilidad de crear orina. Resultado: acabas reteniendo cada vez mayor cantidad de líquidos, con lo que notas los tobillos más hinchados de lo habitual, sientes que el calzado te va pequeño, te levaritas con bolsas en los ojos, se te hinchan las piernas especialmente cuando llevas rato parada…

¿Tienes sensación de ahogo? El edema, o la retención de líquidos, puede provocar que también se acumule líquido en los pulmones, originando sensación de ahogo o falta de aire. Además, si no llega bien el oxígeno a todas las partes del cuerpo por la falta de glóbulos rojos también aparece sensación de ahogo.

¿Sientes náuseas y te duele la cabeza? El principal trabajo de tus riñones es eliminar los desechos de la sangre. Cuando su función disminuye se acaban acumulando en la sangre (especialmente urea, creatinina, fósforo y potasio) hasta llegar a unos niveles perjudiciales para la salud. Es lo que se denomina síndrome urémico o uremia. Provoca náuseas, vómitos, dolor de cabeza… También es responsable de fuertes picores.

Insuficiencia Renal; el asesino silencioso

La insuficiencia renal consiste en una disminución o pérdida de la capacidad funcional de los riñones. A consecuencia de la insuficiencia renal, las sustancias tóxicas que deberían ser eliminadas por los riñones quedan retenidas en la sangre; dicha retención, denominada uremia, es la causa de la mayor parte de los síntomas propios de este trastorno.

La dolencia se presenta en forma aguda o crónica. La primera es generalmente reversible, y se produce a consecuencia de la obstrucción de las vías urinarias, de la falta del suficiente aporte sanguíneo al riñón o del efecto de agentes tóxicos.

  • La insuficiencia renal crónica puede estar provocada por múltiples causas. Algunas de éstas son detectables por medio de simples exploraciones, análisis, radiografías o diversas pruebas especiales.

Ésta suele agravarse con el tiempo. Son muchas las enfermedades que la provocan: hipertensión arterial, diabetes mellitus, repetidas infecciones urinarias, cálculos renales, inflamación del tejido renal (nefritis), enfermedades del colágeno.

Entre sus síntomas tenemos:

  • Fase inicial
    Descenso en la cantidad de orina emitida
  • Fase intermedia
    Dolor de cabeza
    Falta de apetito
    Cansancio
    Palidez
    Náuseas
    Vómitos
    Sensación de abotargamiento
    Reducción de las facultades intelectuales
  • Fase avanzada
    Desnutrición
    Hinzachón (edema) en las piernas, tobillo y cara
    Problemas cardíacos
    Coma progresivo y la muerte del afectado

Es importante observar que  la insuficiencia renal requiere de tratamiento médico; los remedios caseros ayudan y son considerados complementos de éstos.

¿Cómo saber si están trabajando bien los riñones de una forma más certera?

Dos sencillas analíticas revelan si los riñones realizan bien su función:

✓ Un análisis de orina. Para comprobar si hay albúmina en ella, un tipo de proteína. Tus riñones están diseñados para mantener todas las proteínas del cuerpo y una de las primeras señales de que no están funcionando bien es que la albúmina entra en la orina.

✓ Un análisis de sangre. Para detectar la presencia de creatinina (un desecho que, cuando los riñones están deteriorados, les cuesta eliminar). Con este dato se calcula tu TFG (tasa de filtración glome-rular), que es la capacidad a la que trabajan.

Remedios Preventivos

Remedio para prevenir daños en los riñones #1: Colocar un rebanada de piña picada en la licuadora junto con una taza de agua de pipa.  Licuar por unos segundos y tomar un vaso de este jugo a diario.

Remedio para prevenir daños en los riñones #2: Lavar y partir por la mitad una manzana y colocar en la licuadora junto con un puñado de arándanos lavados.  Licuar por unos instantes.  Tomar este jugo todos los días.

Remedio para prevenir daños en los riñones #3: Lavar y picar peras y manzanas y colocar en la licuadora. Añadir 1/2 taza de agua y licuar.  Tomar cada 2 días.

Remedio para prevenir daños en los riñones #4: Verter 1 cucharada de gatuña en una taza de agua.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.

Remedio para prevenir daños en los riñones #5: Hervir 1 taza de agua y una vez llega al punto de ebullición. Verter 1 cucharada de cola de caballo.  Dejar en reposo y colar.  Tomar una taza a día.

Remedios para purificar los riñones

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #1:  Lavar y picar un manojo de perejil y verter en un litro de agua.  Hervir por 10 minutos, dejar refrescar y colar. Tomar a lo largo del día

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #2: Tomar agua de coco verde a diario

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #3: Hervir 30 g de yemas de álamo negro y 100 g de milenrama en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro.  Colar y  dejar en infusión por 1 hora. Distribuir para tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, cada día.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #4: Hervir 30 g de albahaca y 30 g de hojas de salvia en 2 litros hasta reducira 1 litro.  Colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #5: Hervir 60 g de rizoma de grama de las boticas y 40 g de estigmas de maíz en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro.  Luego, colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #6: Hervir por 10 minutos 30 g de hojas de grosella negra y 20 g de bayas de enebro en un litro de agua. Filtrar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #7: Hervir 60 g de raíz de gatuña y 40 g de flores de brezo en 2 litros de agua para reducir a 1 litro. Dejar en infusión durante 30 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, durante 16 días consecutivos.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #8: Verter un par de hojas de parietaria, unos pelos de mazorca de maíz y una pizca de cola de caballo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar en infusión. Beber todos los días en ayunas.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #9: Cocer 3 alcachofas de cardo, previamente lavadas, en un litro de agua hasta que estén muy blandas. Colar el caldo de la cocción y conservar en un tarro con cierre hermético. Beber todos los días un vaso de la infusión, en ayunas.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #10:  Cocer, por 15 minutos, 1 cucharada de hojas de gayuba secas o un puñado de fresca en 1/2 litro de agua y filtrar. Tomar a lo largo del día. La gayuba es una de las plantas más eficaces para limpiar los riñones por sus virtudes antisépticas y antibióticas. No se debe exceder su consumo más de 15 días sin hacer un descanso. Es importante observar que este remedio puede causar  leves molestias digestivas en algunas personas.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #11: Hervir 1 taza de agua y luego agregar 1 cucharada de rabos de cerezas.  Tener así un minuto, retirar del fuego y dejar reposar 10 minutos tapado. Beber en ayunas durante 21 días

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #12 Consumir 1 Kg. de sandía (lo puede preparar en jugos o ensaladas de frutas) diariamente durante 10 días.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #13 Consumir berros en ensaladas o preparar infusión con un puñado en un litro de agua hervida, reposar por 10 minutos y tomar 2 veces al día..

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #14: Mezclar 30 gramos de semillas de cáñamo molidas en medio litro de agua que esté hirviendo.  Tomar a lo largo del día

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #15: Las hojas y yemas de abedul activan la función de los riñones y refresca este órgano, gracias a sus propiedades diuréticas. A falta de jugo fresco, se usará el cocimiento, a razón de una cucharadita de planta por taza de agua; de dos a tres tazas diarias, tibias y repartidas durante el día.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #16: Realizar una infusión de 30 gr. de aspérula blanca.por litro de agua, a razón de dos tazas diarias. Muy eficaz para limpiar los ríñones.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #17: Beber antes de acostarse una taza de tisana de bardana. Tomar fría y sin azúcar. La bardana limpia los riñones y permite eliminar el agua excedente.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #18: Hervir durante 15 minutos 30 gr. de la planta llamada licopodio en un litro de agua, retirar del fuego y dejar enfriar. Colar y tomar a lo largo del día

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #19: Hervir en 1/2 litro de agua 2 cucharadas de una planta centroamericana llamada desbaratadora y 2 cucharadas de perejil.  Tomar 1 taza todos los días por una semana

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #20 Lavar y picar 3 onzas de salicaria o frailecillo y verter en 3 litros de agua.  Dejar hervir hasta que sólo queden 2 litros. Tomar 2 tazas al día.  No tomar este remedio si se sufre de diabetes.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #21 Lavar 2 tunas, extraer sus espinas y machacarlas.  Hervir en 3 litros de agua junto con 1 cucharada de linaza y retirar del fuego cuando sólo quede 1 litro.  Tomar 1 taza al día.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #22 Verter 3 cucharadas de hojas de algarrobo junto con 1 cucharada de hojas de papayo o lechosa en 3 litros de agua.  Hervir hasta que sólo quede 1 1/2 litro.  Tomar 3 tazas al día por 1 semana.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #23  Tomar medio vaso de jugo concentrado de arándanos rojos  1 o 2 veces al día.  Varios estudios han probado su eficacia no sólo en la limpieza del rión sino en las cistitis agudas y crónicas y sobre todo para evitar recaídas.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #24:  Rallar una semilla de mamey y del polvo resultante extraer 2 cucharadas que serán vertidas en un vaso de agua que esté hirviendo.  Tomar esta preparación una vez al día por 2 semanas.

Remedio para limpiar y refrescar los riñones #25:  Hervir un puñado de llantén en 2 litros de agua hasta que quede sólo 1 litros y tomar 3 tazas diarias por 2 semanas.

Remedios para la insuficiencia renal (NO SUSTITUYEN AL TRATAMIENTO MÉDICO)

Remedio para la insuficiencia renal #1: Hervir durante 10 minutos en 1 litro de agua y en un recipiente esmaltado 25 g de fumaria y  15 g de hojas de buchú.  Colar inmediatamente a un recipiente no metálico. Tapar y dejar en infusión durante 15 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 12 días, descansar 6 días y tomar de nuevo 12 días, es decir, 24 días en total.

Remedio para la insuficiencia renal #2: Hervir en 2 litros de agua hasta que reduzca a 1 litro 80 g de vara de oro.  Colar y añadir 20 g de agracejo y  20 g de alcachofa. Dejar hervir de nuevo durante 3 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días a razón de 2 veces diarias, durante 16 días consecutivos; descansar 10 días y tomar de nuevo otros 16 días.

Remedio para la insuficiencia renal #3: Hervir durante 10 minuto en 1 litro de agua 60 g de raíz de helenio.  Colar y verter sobre 20 g de Orthosiphon stamineus. Tapar y dejar en infusión durante 20 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la insuficiencia renal #4: Hervir durante 10 minutos en 1 litro de agua, 50 g de hojas de abedul y 20 g de flores de retama negra. Tapar y dejar en infusión durante 20 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la insuficiencia renal #5:  Hervir 100 g de estigmas de maíz  en 2 litros de agua para reducir a 1 litro.  Colar y verter sobre 20 g de flores de espino albar. Tapar y dejar en infusión durante 20 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar e,n 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas, es decir, 24 días en total

Remedio para la insuficiencia renal #6:  Hervir 50 g de ulmaria, 50 g de milenrama y 30 g de vellosilla. Dejarlo todo en infusión durante 1 hora en 1 litro de agua hirviendo y en un recipiente tapado, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces dianas, 6 días por semana durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la insuficiencia renal #7:  Hervir 60 g de rizoma de grama de las boticas y 60 g de estigmas de maíz en 2 litros de agua para reducir a 1 litro, colar y verter sobre 20 g de bayas de enebro.  Tapar y dejar en infusión durante 20 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, durante 8 días consecutivos; descansar 4 días y repetir el proceso 3 veces seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la insuficiencia renal #8: Hervir en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, 80 g de hipérico.  Colar y añadir 40 g de bayas de alquequenje y 20 g de bayas de enebro. Dejar hervir de nuevo durante 5 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en’total.

Remedio para la insuficiencia renal #9: Hervir en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, 80 g de equiseto menor y 50 g de hojas de llantén menor. Colar y verter sobre 40 g de milenrama y 20 g de flores de retama negra. Tapar y dejar en infusión durante 30 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, 4 días por semana, durante 6 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la insuficiencia renal #10: Efectuar infusiones con un puñado de flores de brezo en medio litro de agua o bien con equiseto menor, salvia y mayorana.  Aplicar, a modo de compresas, sobre la zona lumbar

Recomendaciones importantes

Nutricionales

Evitar los refrescos de color oscuro, las bebidas con sabor a fruta o los tés embotellados o en lata, ya que pueden tener mucho fósforo.

No excederse con las proteínas El riñón limpia la sangre de desechos para expulsarlos a través de la orina, y uno de los principales es la urea, que se forma de la descomposición de las proteínas. Por eso, si te excedes tus riñones tienen que trabajar más para eliminar la urea y esto puede dañarlos. Según la OMS, solo el 10-15% de las calorías diarias deben proceder de las proteínas. Carnes rojas, lácteos enteros y huevos son ricos en ellas.

Controlar la sal  Si tomas mucha, los riñones tienen dificultad para eliminar el exceso de sodio y eso puede provocar sed y retención de líquidos e hipertensión que pueden dañar los vasos sanguineos del riñón.  En este sentido, se aconsejan no superar 1,5 g de sodio.  Recuerde que hay sal oculta en muchos alimentos (embutidos, precocinados, quesos curados, encurtidos…).

Generales

Evitar la presión arterial alta debido a que daña los vasos sanguíneos de los ríñones. Es un círculo vicioso porque si los riñones se deterioran tampoco segregan la renina idónea, hormona necesaria para regular la tensión.

Evitar tener el azúcar elevado en la sangre Cuando el azúcar permanece en la sangre en vez de descomponerse acaba obstruyendo los vasos sanguíneos de los riñones. Y sin buen riego, no filtran bien y la albúmina (una proteína) acaba en la orina.

Evitar el consumo de antiinflamatorios como el ibuprofeno  Los antiinflamatorios actúan como un tóxico para el riñón. De hecho, un 10% de los casos de insuficiencia renal se deben a la toma descontrolada y sin supervisión médica de este tipo de fármacos. Esto ocurre si se toman con regularidad y durante un largo periodo. Por eso, si hay que seguir un tratamiento continuado debe consultarse con el médico para que los riñones no corran peligro. Como medida puntual preventiva, cuando tomes un fármaco de este tipo bebe bastante agua durante todo el día. Si se padece insuficiencia renal está totalmente desaconsejado tomarlos.

Insuficiencia Renal

Tener cuidado con los fármacos que se consumen: Existen sustancias y fármacos que, en efecto, pueden ocasionar lesiones renales, aunque la mayoría de ellas son reversibles. Lógicamente, si la acción de la sustancia tóxica se produce durante un determinado tiempo, aumenta considerablemente el riesgo de padecer una lesión renal irrecuperable.

Controlar la presión arterial: La hipertensión arterial, de no controlarse de forma adecuada, afecta, entre otros órganos, al riñón, ya que endurece las arterias renales y sus ramificaciones. Este proceso, llamado nefroangiosclerosis, no es más que una consecuencia de la arteriosclerosis generalizada. Se trata de un problema que es posible evitar con un tratamiento adecuado de la hipertensión. En todo caso, si los riñones ya han sido afectados, al menos es posible impedir que la complicación progrese.

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., Mejor Con Salud

 

Anuncios
Acerca de Redacción (143 Artículos)
Sistema de investigación en herbolaria, noticias y análisis neutro de los diferentes acontecimientos y personajes del mundo.

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: