Anuncios
Muy interesante

Análisis de la personalidad de Donald Trump

Lo que menos se esperaba, llegó, el Sr. Donald Trump es el nuevo presidente de Estados Unidos, sin duda esta noticia tiene atónito al mundo y las reacciones no se hicieron esperar ya que decenas de personas se manifestaron en los diferentes puntos del país, la otra cara de la moneda es que deja al descubierto los verdaderos sentimientos de una nación forjada por inmigrantes que le dieron la victoria a este personaje que ha mostrado en todo momento un cierto grado de irracionalidad en el modo de sus expresiones y forma de actuar, pero lo cierto es que una buena parte del pueblo norteamericano lo eligió en mayor medida por sus rasgos de personalidad, es claro que son numerosos los factores lo que influyeron para lo que muchos califican como una verdadera historia de terror se hiciera realidad, no hay duda que hay diferente opiniones divididas, unos aprueban su administración mientras que otros lanzan duras críticas enfatizando que carece de sus dificultades mentales para gobernar.

La infancia es determinante en lo que se convertirá una persona, en base a esta afirmación, se sintetiza en pocas palabras la importancia que tiene esta etapa en todo ser humano para su correcto desarrollo que determinará como será cuando éste sea un adulto, haciendo ímpetu en una sencilla pregunta, ¿qué piensas por una infancia feliz?, sin duda lo que vendrá a tu mente es haber crecido en un hogar formado por ambos padres que brinden amor, protección y cariño, seguido de los hermanos que de igual forma son una parte fundamental, en lo que respecta a la niñez, lo más marcado suelen ser los juguetes, una buena alimentación y educación, amigos que se conocen cuando se cursa la escuela entre otros menos importantes como los viajes.

Ahora, si le hacemos la misma pregunta al Sr. Donald Trump, la respuesta no sería la misma, tendrá una similitud pero rotundamente no igual:

El ya presidente de los Estados Unidos, nació el 14 de junio de 1946 en Queens, Nueva York, una era caótica en el que su país adoptivo venía recuperándose de una fuerte guerra que duró prácticamente seis años, en el que vivir era una odisea por el temor del resurgimiento de la ya finalizada guerra, siendo aquí donde comienza la historia del actual hombre más poderoso sobre la tierra.

actualidad_169994245_20977355_1706x2313

Donald Trump

Donald Trump es el cuarto hijo de un matrimonio formado por Fred Trump (empresario inmobiliario e hijo de inmigrantes alemanes) y Mary Trump (inmigrante escocesa de procedencia humilde que llegó a Estados Unidos con menos de $50.00 dolares de la época, en busca del sueño americano para trabajar como empleada doméstica).

El reportaje realizado por el News Times, Fred Trump, le exigía a sus cinco hijos que se gritasen frente al espejo “Eres un rey, eres un killer”, siendo un padre exigente y enérgico, cualidades a las que Donald Trump admiraba con gran devoción.

Según la investigadora sueca Anna Sarkadi, en una de sus entrevistas, afirmó que los niños reciben más beneficios a su educación como base durante su infancia si cuentan con una figura paterna, a pesar que en los tiempos actuales ésto ha cambiado se sigue como estigma y al no existir tal regla podría desencadenar problemas emocionales en éste, entonces, si Trump, contaba con su padre, la incógnita sigue del motivo de su comportamiento, pues en este caso la educación que recibió fue siempre de superioridad ya que desde niño le gustaba marcar diferencias raciales.

El niño es una hoja en blanco en el que se puede escribir un bello poema o una historia amarga… teniendo en cuenta estas lineas, es importante recalcar que la historia de Trump, estuvo marcada entre el autoritarismo del padre y la sumisión de su madre, que en todo momento no se tiene evidencia de una inculcación por parte de la figura materna, convirtiendo a un ser inocente como el ser más despreciable de la actualidad, siendo señalado por varios especialistas como un peligro con carencias mentales para gobernar una nación.

Diversos psiquiatras han etiquetado a Donald Trump como narcisista, en tanto no están del todo equivocados pero el hecho que lo hablen a los medios da poco credibilidad de su ética profesional.

El término narcisista de la personalidad caracteriza a las personas con tendencia hacia la grandiosidad, que tienden a defenderse en respuesta a las críticas, tienen relaciones interpersonales que se caracterizan por la explotación, la falta de empatía y la pretensión.

En Trump se ve reflejado en los siguientes aspectos según el portal WRadio:

  • Tienen tendencia a buscar la admiración y tratos especiales.
  • En su realidad interna no existe la culpa porque se reconoce a sí mismo como un líder de buenos sentimientos.
  • Trump muestra incapacidad para tolerar la crítica
  • Es vengativo hacia sus oponentes,
  • Es intimidante y ofensivo en público
  • Tiene una inadecuada y ofensiva retórica pública
  • Cree que todo le es permitido

Esta tendencia se basa en un sentido inestable y frágil de autoestima que es altamente insensible a la información negativa y desafiante llamada ego-amenazas.

Antisocial:

Un trastorno de personalidad antisocial se refiere a una indiferencia para y la violación de los derechos de los demás

  • Es bueno para adular y manipular las emociones de otras personas
  • Quebranta la ley constantemente
  • No muestra culpa ni remordimiento
  • Estar a menudo enojado o ser arrogante
  • Irritabilidad y agresividad

Maquiavélico:

El término tiene su origen en Nicolás Maquiavelo, autor de la obra “El príncipe”, en la que expone la manera de adquirir y mantener el poder a través de la manipulación de los contextos sociales, teniendo como elemento central el propio interés.

  • Quiere el éxito personal por encima de las metas comunes
  • Tiene pocas normas éticas
  • Hará lo que sea necesario con tal de obtener éxito.
  • Trump, no es indulgente con sus detractores y no vacila en romper alianzas.
  • Es difícil que alguien se le rebele o lo contradiga.

Otras características:

  • Trump tiene una fijación con la idea de “ganadores” y “perdedores”.
  • El universo de Trump se compone de “ganadores” y “perdedores” y Trump en particular se centra en los perdedores
  • Los perdedores son personas que “merecen perder”, una clara indicación de su indiferencia hacia, y la racionalización de heridas, o humillar a otros.
  • Tiene un sentido grandioso de su propia importancia (por ejemplo, exagera sus logros y talentos, espera ser reconocido como superior sin logros)
  • Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor ideal.
  • Cree que él es “especial” y único y sólo puede ser comprendido por, o debería asociarse con otras personas de estatus alto (o instituciones)

Requiere excesiva admiración:

  • Es explotador hacia los demás (por ejemplo, se aprovecha de los demás para lograr sus propios fines)
  • Carece de empatía (por ejemplo, no está dispuesto a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás)

Ante lo anterior es recalcable que el Sr. Donald Trump se forjó en base a un pasado difícil dentro de un seno familiar imperioso por parte de la figura paterna faltándole el cariño de su madre, convirtiéndose en un fantasma durante su niñez al que le faltó atención, y en la actualidad es lo que está dando a conocer a gritos silenciosos para se siente que existe, y es importante decir que lo hecho por él es para llamar la atención, en lo que respecta a su vida sentimental es correcto que no es amor esa unión sino sólo un tratado diplomático ya que él odia la soledad aunque su matrimonio sea solamente para una fotografía.

En conclusión, el  poder argumentativo de Trump en su carrera política y ya como presidente de Estados Unidos, usó a su favor los problemas de su país escudriñando el interior de los estadounidenses siendo capaz de mover a las masas calificando de culpables a los inmigrantes ilegales y empresas que tienen sedes en otras naciones, en cierta forma tiene una similitud con el controvertido líder alemán Adolf Hitler quien es considerado como uno de los más grandes oradores a través de la historia consolidándose de manera ejemplar como el mayor dirigente del partido Nacionalsocialista de la Alemania nazi. Toda la fuerza de sus argumentos se centra en un discurso político cargado de infinidades de elementos que logran convencer al pueblo de los ideales partidistas de su época y al final provocar la segunda guerra mundial por las inconformidades con su movimiento, discursos que brillaban por su audacia y atrevimiento; él deja caer toda su ira sobre los culpables (según él) de la miseria alemana: los judíos, comunistas y todas las otras facciones diferentes, haciendo que su popularidad fue creciendo rápidamente.

Se observó que todo discurso bien formado tiene un poder exagerado, las palabras correctas pueden mover las convicciones de las personas al igual que los gestos, ya que en todo momento el mostrar seriedad, fuerza, firmeza, dureza, un sentido particular de patriotismo, rencor, odio entre otros, promueve el liderazgo de un gobernante.

Anuncios
Acerca de Redacción (144 Artículos)
Sistema de investigación en herbolaria, noticias y análisis neutro de los diferentes acontecimientos y personajes del mundo.

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: