Novena a San Cipriano para peticiones urgentes

La novena a San Cipriano también es muy efectiva para mantener alejadas a las personas con energía negativa o que tengan fines maliciosos con uno. Debes rezar durante nueve días, la oración correspondiente:

Primer día
Bendito San Cipriano intercede por mi ante Dios para que me haga más llevadero el calvario que sufro con temor (recitar problema o obstáculo) Tú que viviste la angustia de la injusticia de este mundo lleno de avaricia, el odio de los necios que a todos tratan con desprecio, la burla de los soberbios que ufanos se creen amos, y de si mismos son esclavos, y Tú a cambio solo les respondiste con perdón y Amor a Dios nuestro Señor, por Tu Santo nombre, San Cipriano pon por mi tu mano, y humilde te pido AYÚDAME en mi desconsuelo no me dejes caer al suelo, levanta mi rezo a los cielos para poder ofrecerlo a Dios , en Cristo Jesús.
Segundo día
San Cipriano, ruego me protejas de todo maleficio que en contra mía se haga, alejes toda tentación y que mis enemigos sean confundido sy alejados. Ruego que mis suplicas sean atendidas. Ayúdame a ganar seguridad y prosperidad en Cristo Jesús. Amén.
Tercer día
“En el nombre de Dios, yo invoco a San Cipriano, rezo y cargo con mi devoción. Libérame de todo peligro y daño del prójimo. Libérame del mal, y de todo animal rabioso y venenoso, líbrame de maleficios y hechizos malignos. Dirígeme con toda seguridad y felicidad en mis viajes. Aclárame el camino; alejándome todos los peligros y daños que me puedan rodear. Te ruego Santo mío intersección gloriosa para Dios en Cristo Jesús.” Amén.

Cuarto día

Altísimo Señor de todo lo creado a quien respetan humildes los Arcángeles y rinden vasallaje serafines y santos, yo os adoro como centro de todas las perfecciones, autor de todo bien y fuente inagotable de toda santidad. Gracias te doy Señor por los muchos y señalados dones de la naturaleza y gracia con que enriqueciste en éste mundo a tu fidelísimo siervo San Cipriano. Te damos gracias, protector nuestro, por los señalados favores que hemos recibido del cielo por tu poderosa intercesión. Te ofrezco, abogado mío, el culto y la honra que hoy se te tributa con todo el Universo. Alcánzame, amoroso protector en Cristo Jesús, la gracia que te imploro (pedir la gracia) si conviene a mi alma, para que así goce de tu dichosa compañía en la gloria. Amén.

Quinto día

Oh Señor , por intercesión de San Cipriano, suplico que aquellos que estén ligados con hechizos, embrujos y poseídos del maligno con tu infinito poder los desates, los desembrujes, para que el lobo rabioso no tenga dominio sobre….. para que todo aquello que fue atado sea por Ti desatado. San Cipriano, ruego por tu intercesión en Cristo Jesús, preservarme de todos los maleficios y perfidias de Lucifer. Cuida la palabra, vista y pensamiento mío. Que sean llenos de confusión los que atenten contra mi vida . Que todos mis enemigos sean confundidos y alejados. Mantenme triunfante sobre ellos eternamente. Amén

Sexto día

En el nombre del gran poder de Dios invoco la sublime influencia de San Cipriano en Cristo Jesús. Rezo y cargo con mi devoción, para obtener éxito y adelanto en todos los asuntos y negocios que emprenda y para allanar todas las dificultades que hayan en mi camino. Para que seas mi protector por la virtud que Dios te ha dado. A ti te entrego todas mis necesidades para que me brindes tu protección, me libres de todo mal. En tu compañía venceré, con tu fuerza me protegeré y de toda mala influencia me libraras. Amén.

Séptimo día

Anula y desvanece, Altísimo Dios Creador Nuestro, por las oraciones de los Ángeles buenos y por los Santos que te rodean, todos los sortilegios y ligaduras que se han hecho o hagan (de día o de noche) por hombres infames y mujeres perversas contra tu siervo. Y que sus enemigos y contrarios sean alejados…

Y que sea desembrujado de cualquier maleficio hecho por invocación, virtudes y potestades infernales, ya sea hecho por figuras grabadas en oro, plata, cobre, estaño, hierro, plomo u otro metal cualquiera; ya sea por huesos de muerto, de hombre, o animal de cuatro patas, o de aves nocturnas; asimismo si fuera hecho el embrujamiento con pedazos de lana, de lino, de seda, de algodón o de cáñamo, pertenecientes a un muerto o a una persona viva, sana o enferma; o con cabellos o uñas de cristiano, de moro, de judío o de hereje; o bien fuesen enterrados en sepultura de gigantes, o de hebreos, o de sarracenos, o de cristianos, y los que están hechos en piedra, o en madera, o en hierbas, o en agua (de mar o de río),

y asimismo los maleficios por medio de libros o palabras o en estatua, de metal o de cera, o en signos dibujados en pergaminos; y también los hechos en montañas o en valles, en fortalezas o en castillos de moros; en campos o en viñas; en bosques o en selvas; junto a un árbol o bajo una mata o bajo una piedra; en cabaña o en casa de campo; en la pared de una iglesia, convento o ermita; en el lecho; o en el pozo de una casa; o en cualquiera otro sitio de la tierra elevado o profundo; asimismo los que se dan en comida o en bebida, o se pudren en aguas corrompidas, o se consumen o han sido consumidas por el fuego.

Oh, Dios santo, Dios poderoso, bueno y terrible! Haz que desaparezcan y queden deshechas todas las malas cosas dichas y hechas de Levante a Poniente… librando de todo mal y peligro, de vientos y pedriscos, de aguaceros y turbiones, de rayos y centellas, de fantasmas y visiones, de emboscadas y traiciones, de dagas y cuchillas y de toda cosa mala. Mediante la intercesión de vuestro glorioso mártir San Cipriano en Cristo Jesús seamos libres del maleficio y poder del maligno espíritu. Amén.

Octavo día

Dios mío cuyo principio es apiadarse y perdonar al pecador, haced que yo y cuantos estemos atados con lazo de la culpa, seamos desatados y absueltos, también os ruego que mediante la intercesión de vuestro glorioso mártir San Cipriano en Cristo Jesús seamos libres del maleficio y poder del maligno espíritu. Amén.

Noveno día

Ángeles de Dios, oídme, sin vosotros mi corazón pierde toda su fuerza. Sean llenos de confusión los que atentan contra mi. ¡ van gritando- ya caerás en nuestros lazos, te seguiremos los pasos, y en ellos tropezarás. Pero los que Vos amáis, Señor, os honran noche y día y por eso con alegría, invocan a su Libertador. Huid amigos de mi desgracia, en mi Dios he encontrado gracia, huid. Que estos enemigos sean confundidos y alejados, Señor. Que vengan truenos y tempestades de mala influencia, para que se alejen de mi presencia. Sean inútiles Señor, de mis enemigos sus pasos. Líbrame de sus asechanzas y sus males, Señor. Concédeme este gracia, oíd mi súplica y que el grito de mi corazón llegue hasta Vos, por intercesión de tu siervo San Cipriano en Cristo Jesús. Amén.

Anuncios

There are 3 comments

  1. claudia

    Por el inmenso poder de San Cipriano
    y el poder de las 3 almas que velan a San Cipriano
    (Nombre completo de él) vendrá ahora mismo detrás demí (tu nombre completo),
    llegará arrastrándose y enamorado,
    completamente lleno de amor, de ansias de volver a mi lado,
    de pedirme perdón por mentirme,
    de solicitarme en noviazgo y más tarde en matrimonio,
    lo más pronto posible.

    ¡San Cipriano! Aleja física y emocionalmente de (nombre de él)
    cualquier mujer por la cual él pueda estar sintiendo atracción
    o que le esté seduciendo.
    Has que él me busque hoy,
    en este mismo instante,
    anhelando con todo su ser, estar a mi lado,
    Que él tenga la convicción de que yo (tu nombre completo)
    soy y seré por siempre, la mujer perfecta para él,
    que (nombre de él) me tenga presente en sus pensamientos
    en todo momento y tenga la certeza de que no puede,
    ni podrá vivir sin mí.

    Que ahora en donde quiera que este,
    sin importar con quien (nombre completo de él), ansíe;
    verme, oírme, respirar mi olor,
    acariciar me con pasión, abrazarme con amor,
    besarme con ternura, velarme en mi descanso,
    defenderme en todo momento,
    protegerme como a su más grande tesoro,
    y amarmelas 24 horas del día por el resto de su vida.

    Milagroso San Cipriano, has que (di el nombre de él)
    sienta por mí en todo su ser y cuerpo,
    un deseo incontrolable,
    como nunca jamás sintió ni sentirá por otra mujer.
    Que sienta pasión únicamente por mí,
    que solo conmigo su cuerpo se descontrole
    en todo su esplendor
    y que solo tenga tranquilidad
    y sienta paz mientras está bien conmigo.

    Agradecida infinitamente a ti poderoso
    y bendito San Cipriano,
    por estar trabajando desde ya en mi petición,
    por ello prometo divulgar,
    con esa misma fe que me hizo acudir a ti
    y la cual sigo sintiendo en este momento
    ¡Tu nombre San Cipriano! lo hare en pago
    por el grandísimo favor que se con toda certeza,
    me estás concediendo, a
    l amansar y dominar a (nombre de él)
    trayéndolo de nuevo a mí,
    completamente enamorado,
    cariñoso, fiel, comprensivo, dedicado,
    Sincero y leal.
    Amén.
    graciaas graciaas graciaas

    Me gusta

  2. claudia

    Por el inmenso poder de San Cipriano
    y el poder de las 3 almas que velan a San Cipriano
    (Nombre completo de él) vendrá ahora mismo detrás demí (tu nombre completo),
    llegará arrastrándose y enamorado,
    completamente lleno de amor, de ansias de volver a mi lado,
    de pedirme perdón por mentirme,
    de solicitarme en noviazgo y más tarde en matrimonio,
    lo más pronto posible.

    ¡San Cipriano! Aleja física y emocionalmente de (nombre de él)
    cualquier mujer por la cual él pueda estar sintiendo atracción
    o que le esté seduciendo.
    Has que él me busque hoy,
    en este mismo instante,
    anhelando con todo su ser, estar a mi lado,
    Que él tenga la convicción de que yo (tu nombre completo)
    soy y seré por siempre, la mujer perfecta para él,
    que (nombre de él) me tenga presente en sus pensamientos
    en todo momento y tenga la certeza de que no puede,
    ni podrá vivir sin mí.

    Que ahora en donde quiera que este,
    sin importar con quien (nombre completo de él), ansíe;
    verme, oírme, respirar mi olor,
    acariciar me con pasión, abrazarme con amor,
    besarme con ternura, velarme en mi descanso,
    defenderme en todo momento,
    protegerme como a su más grande tesoro,
    y amarmelas 24 horas del día por el resto de su vida.

    Milagroso San Cipriano, has que (di el nombre de él)
    sienta por mí en todo su ser y cuerpo,
    un deseo incontrolable,
    como nunca jamás sintió ni sentirá por otra mujer.
    Que sienta pasión únicamente por mí,
    que solo conmigo su cuerpo se descontrole
    en todo su esplendor
    y que solo tenga tranquilidad
    y sienta paz mientras está bien conmigo.

    Agradecida infinitamente a ti poderoso
    y bendito San Cipriano,
    por estar trabajando desde ya en mi petición,
    por ello prometo divulgar,
    con esa misma fe que me hizo acudir a ti
    y la cual sigo sintiendo en este momento
    ¡Tu nombre San Cipriano! lo hare en pago
    por el grandísimo favor que se con toda certeza,
    me estás concediendo, a
    l amansar y dominar a (nombre de él)
    trayéndolo de nuevo a mí,
    completamente enamorado,
    cariñoso, fiel, comprensivo, dedicado,
    Sincero y leal.
    Amén.
    GRACIASSS GRACIASSS GRACIASS

    Me gusta

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.