Novena a San Alejo para alejar malos vecinos y otros enemigos

Aprende poderosas oraciones que te ayudarán a mantener lejos a las personas que te traen problemas a tu vida, que te tienen envidia o que son tus enemigos.

Si tienes problemas con tus vecinos y quieres mejorar la convivencia, en este artículo aprenderás una poderosa novena que te ayudará alejar a las personas problemáticas de tu vida.

Quién es San Alejo

La historia de San Alejo se ha transmitido en el poema del siglo XI Vie de Saint Alexis, traducido en diversas lenguas europeas durante la Edad Media.

Cuenta leyenda que Alejo fue hijo de Eufemiano y Agaleno, patricios romanos y que fue prometido con una mujer virtuosa que, la noche de bodas, lo convenció a que renunciara al matrimonio a cambio de una vida librada a la fe.

Alejo aceptó y se embarcó hacia el norte de Siria para predicar el cristianismo. Tuvo una visión de la Virgen María y a partir de ese momento vivió toda su vida en austeridad y oración.

17 años después regresó a Roma a la casa de sus padres pero no fue reconocido. Sin embargo, fue recibido en la casa y ayudó allí hasta su muerte a enseñar catequésis a los más niños.

Se dice que San Alejo falleció en el hospital de Edesa pero antes se encargó de escribir su historia en un papel. Al fallecer su padre pudo leerla y quedó sorprendido de que fuera su hijo.

Novena de San Alejo para alejar completa

Si tienes vecinos que te complican la convivencia y ya has probado todo para tratar de mejorar las relaciones, aquí te comparto una poderosa novena a San Alejo para alejar malos vecinos que debes rezar durante 9 días seguidos para que tus peticiones sean escuchadas y respondidas.

Oración para todos los días

Antes de la oración a San Alejo para alejar personas indeseables de cada día, debes rezar esta oración para todos los días. Al finalizar reza un Padrenuestro y un Avemaría.

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, a mi me pesa en el alma el haberte ofendido, propongo firmemente el nunca más pecar y apartarme todas las ocasiones de ofenderte, confesarme y cumplir la penitencia que me fuese impuesta. Ofrezco mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados; como os lo suplico, así confío en tu bondad y misericordia infinita me los perdonarás por los merecimientos de la preciosa Sangre, nuestra pasión y muerte me dará la gracia para encomendarme y para perseverar hasta la muerte. Amén.
Primer día

Luego de rezar la oración para todos los días, reza esta primera oración. Finaliza realizando tu petición con mucha fe y reza tres Credos y tres Salves luego.

¡Oh gloriosísimo Santo! Recordando después de haber leído tu historia, cuanto puedes y vales por tu obediencia y sabiduría vengo a rogarte intercedas con el Ser Supremo que te premió con tantos dones, que me conceda poder imitar tus virtudes y obediencia y poder luchar en el mundo igual que tú y llegar a alcanzar los favores que deseo y pido para con ellos tranquilizar mi espíritu.
Segundo día

El segundo día, reza esta poderosa oración a San Alejo aléjalo luego de la oración para todos los días. Al finalizar haz tu petición y reza un Credo, un Salve y un Ave María.

Oh glorioso San Alejo! Tú que fuiste dotado de virtud y obediencia, a ti vengo a implorar en esta Novena, que intercedas con el Dios poderoso para que me sean concedidos los favores que le pida si han de ser para salvación de mi alma, bien de mi espíritu y si fuere acreedor también que merezca alcanzar la resignación que necesito en este día para vencer las penas que me afligen.
Tercer día

Reza las oraciones correspondientes al tercer día, haz tu petición y al finalizar reza un Credo y un Salve.

¡Oh glorioso san Alejo tú que demostraste a los profesores que te educaban poseer la inspiración divina, te ruego intercedas para que yo pueda alcanzar del divino Supremo Dios tus virtudes, paciencia y humildad para alabarte y reverenciarte, hasta lograr conseguir por tu intercesión los favores que pido hoy para tranquilizar mis aflicciones.
Cuarto día

Si tienes una estampa o figura de San Alejo, reza con mucha fe frente a ella. Reza las oraciones correspondientes y al finalizar haz tu petición con mucha fe. Termina con un Padrenuestro, un Salve y un Avemaría.

¡Oh glorioso San Alejo! Espero que condolido de mis penas, y por los recuerdos que te hago de sus sufrimientos al obedecer el mandato de tus padres contrayendo matrimonio con la virtuosa Sabina, dama noble, rica y poderosa de Roma, a quien después del matrimonio sin ofenderla la abandonaste para irte a Jerusalén temeroso de ofender a Dios si no cumplías las secretas inspiraciones del gran Dios que te guarda, me sirvas de intermediario para que ese gran Dios me conceda la gracia que en este día deseo si con ella he de salvar mi alma y en otro caso me de fuerzas para seguir la senda de tus virtudes.
Quinto día

Reza con mucha fe las oraciones correspondiente y has tu petición. Al finaliza reza un Avemaría y un Gloria.

¡Oh Glorioso San Alejo! A tu piedad y protección acudo recordándote aquellos instantes en que alejándote cada día más de tus amantes padres y virtuosa Esposa que dejaste y lloraban sin consuelo tu ausencia, supiste despojarte de tus vestidos para cambiarlos por los andrajos de la mayor pobreza con que llegaste a Jerusalén, mientras tu Esposa te buscaba por el mundo sin poder hallar quien le diera razón de tu huída. Por estos recuerdos que te hago y por los padecimientos de tus padres que dejaste sin consuelo, te ruego intercedas con tu favorito gran dios me conceda el favor que pido en esta Novena si ha de ser para bien mío y Gloria de Dios. Amén.
Sexto día

En los últimos tres días de la novena a San Alejo para alejar te recomiendo que enciendas una vela en lo posible a una figura o estampa del santo. Reza con fe, haz tu petición y finaliza con un Padrenuestro y Avemaría.

¡Oh Glorioso San Alejo! A ti vuelvo mis ojos ensangrentados de tanto llorar, recordando los desprecios de que fuiste víctima en Jerusalén por parte de los muchachos y las burlas del vulgo que te ultrajaban sin piedad y hasta aquel día en que el sacristán de la Iglesia de Santa María donde hacías tus oraciones te dijo: “Mira Alejo esa Imagen que ves sobre la puerta me acaba de revelar que tú eres un gran siervo de Dios y tus oraciones pueden mucho con su divina majestad, el cura de esta Iglesia te viene observando y quiere hacerte muchos reglaos y teme sean por ti despreciados recuerdos tristes que traigo a tu memoria para que no me eches en olvido y pueda merecer tu intercesión la gracia que en esta Novena pido.
Amén.
Séptimo día

Enciende una vela frente a una estampa de San Alejo y reza todas las oraciones correspondiente. Has tu petición clara y concreta con mucha fe. Finaliza con un Credo y un Salve.

¡Oh Bienaventurado San Alejo, en éste séptimo día de la Novena quier recordar la alegría que experimento al ver que ese pueblo de Jerusalem que tanto te despreció ha comprendido que tu eres un siervo de Dios. Palabras repetidas de aquella Imagen que hallando cerrada un día la puerta de aquella Iglesia decía al portero:Ábrele a este siervo de Dios que sus oraciones son bien recibidas en el cielo, ya ves Santo mío cuál es mi alegría que al ver tus virtudes, te coronan y tu fe en Dios temeroso de ofenderte y tratar de ausentarte para ni ver las reclamaciones y agasajos que pretendía hacer aquel pueblo en tu veneración; por estos recuerdos que te hago espero intercedas con el Dios poderoso sean oídas y perdonadas mis culpas a fin de obtener la gracia que en este día te pido.

Octavo día

El octavo día puedes dejar un rato más la vela prendida para que la petición se concrete. Reza todas las oraciones y finaliza con un Avemaría y un Salve.

¡Oh Glorioso San Alejo! En este día te quiero recordar la tristeza que me causa ver cómo huyendo de las aclamaciones que te hacía aquel pueblo te embarcaste en un navío con rumbo a Loadisea y de ahí a Taro, pero los justos juicios de Dios una furiosa tempestad llevó al navío a las costas de Italia y ahí conociste que por inspiración del cielo este era tu destino y te resignaste a la voluntad de Dios, por esto te ruego alcances para esta triste y acongojada alma y bienestar de mi cuerpo y si ha de ser hágase tu santísima voluntad.
Un Credo.
Noveno día

El ultimo día enciende la vela desde temprano y a tu hora habitual, reza todas las oraciones correspondientes y haz tu petición. Para finalizar reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.

¡Oh Glorioso San Alejo! Este día último de la Novena lo emplearé en reflexionar cuál sería tu pena, cuando resuelto a presentarte a tus padres en el que naciste, imploraba su caridad obteniendo el favor de dar órdenes a sus criados de que te alejasen en cuartos oscuros debajo de la escalera y te mantuvieran y estos en vista de tanta humildad y resignación dabas lugar a que te ultrajaran.Ahí donde por espacio de 17 años viviste siendo tu cama el suelo y tus muebles un crucifijo, siendo tu ayuno inviolable y por lo común pan y agua y tus recreaciones visitar las Iglesias, confesar y comulgar todos los días, así mitigabas el pesar que te causaba el recuerdo de las penas que sufrían tus padres y pobre esposa por la falta de su Alejo pena y tristezas, recuerdos que un Ángel bajado del cielo te vino a revelar le escribiera una carta dándote a conocer en tus últimos días haciéndole historia, la cual hiciste cerrando la carta y empuñándola expiraste, oyéndose por los aires en todo Roma el sonido de las campanas y una voz que decía: “Estás en el Reino de los Cielos Alejo.

Testigo de tanta verdad la Ciudad de Roma y Barcelona en su parroquia, Santa María del Mar que conserva su imagen en su capilla subterránea debajo de la escalera principal del coro donde se representan los prodigios y milagros alcanzados por este Santo.
Profesadle pues una cordial devoción y esta nos servirá mucho para imitar sus heroicas virtudes y para que le acompañemos después en el Reino de los vivos. Amén.

Para qué sirve la novena a San Alejo

El origen de las novelas se remonta a la época de Jesús quien le pidió a los apóstoles que luego de su ascensión al cielo, oraran durante 9 días por su alma junto a la Santísima Virgen María.

Las oraciones novenas se rezan para pedir que determinados santos específicos oren por la causa de uno. La novena a San Alejo sirve para alejar enemigos, terceros en discordia, protegerte de magia negra.

Sin embargo, estas oraciones pueden adaptarse a peticiones especificas si se realizan con mucha fe.

Anuncios

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.