Cómo romper una maldición

¿Has sufrido algún tipo de enfermedad repentina? ¿Has tenido inusuales discusiones con las personas que más quieres? ¿Estás sufriendo una cadena de mala suerte? Si has respondido afirmativamente a todo lo anterior, probablemente estés maldito. Pero no te asustes, ya que lo que mucha gente no sabe es que se emiten maldiciones constantemente, queriendo y sin ser conscientes.

Si has sido maldecido, entonces tienes que actuar ya. Incluso si eres víctima de una maldición, deberías aprender a “romper” maldiciones en caso de que conozcas a alguien que esté pasando por esta desagradable circunstancia.

Un peligro real en la actualidad

La mayoría de las personas piensan que las maldiciones son cosa del pasado, o algo que solo existe en las historias de terror, pero son reales y afectan nuestra vida moderna. Realmente, una maldición es solo una intención específica para tu desgracia que está dirigida a ti por otra persona. Hay muchos movimientos espirituales modernos en los que una maldición podría ser una práctica: Hoodoo, Vudú, Wicca y supersticiones en las culturas neerlandesa, mediterránea y norteamericana.

En la brujería, una maldición es una adversidad específica causada por un método sobrenatural como un hechizo u oración. Estos hechizos pueden causar pérdida económica, posesiones o sentimientos de ansiedad, de estar “bloqueados” en la vida, enfermedades o incluso la muerte para ti o de toda su familia. Lo peor de las maldiciones es que la mayoría de las personas que han sido maldecidas ni siquiera lo saben. Es posible que sepas si estas maldecido si de repente sientes que todo va mal en tu vida o si encuentras símbolos de brujería en tu casa, si te faltan objetos muy personales, si tus plantas o mascotas mueren, o si comienzas a ver a alguien maldiciéndote en tus sueños. Afortunadamente, hay una manera de saber si eres una víctima de una maldición.

romper una maldicion - Cómo romper una maldición

Cómo saber si tienes una maldición

Para defendernos, primero debemos saber con qué estamos tratando. Se dice que las fotos (especialmente las antiguas y no digitales) poseen energía áurica. De hecho, pueden actuar como un enlace a la persona, el animal o el lugar fotografiados. Se utiliza como punto focal para muchos rituales, tanto buenos como malos. Por lo tanto, si te faltan fotos significa que alguien puede robarlas para usarlas en rituales oscuros.

La ropa interior (especialmente usada) tienen una fuerte huella áurica. Lo mismo se aplica a los objetos personales (por ejemplo, un reloj). Esta energía puede ser utilizada como un enlace en rituales. A veces, un ataque psíquico, también interactúa con tu matriz energética que probablemente puedas llegar a sentir como dolor. Por lo tanto, este dolor es en realidad una advertencia de que algo malo está sucediendo a tu aura. Especialmente si este dolor nunca lo has experimentado. Cabe decir que primero hay que acudir al medico para descartar otras posibles causas.

Por lo general, una maldición atrae entidades de baja vibración, que están persiguiendo a la persona maldita. Por lo tanto, los animales, que son los más sensibles en la detección de energías, actúan de forma extraña. Como hemos comentado anteriormente, aquél que nos maldice puede aparecer en los sueños, por lo que es importante recordar y escribir todos los días los sueños. Aunque una de las evidencias más importantes son los amuletos. Los amuletos se usan para protegerse de las malas energías y maldiciones. Por lo tanto, cuando un amuleto se rompe o desaparece, significa que existe energía muy poderosa consumiéndonos.

Cómo deshacerse de una maldición

Ahora que ya sabes algunos de las señales de las maldiciones, es hora de romperla. Para deshacerte (o revertir) una maldición, deberás comprender cómo eliminarla y romperla. Si estás interesado en la brujería, puedes conocer a personas que tengan más conocimientos que tú y leer libros sobre todas las formas de protegerte en el futuro y eliminar la maldición actual sobre ti.

Sin embargo, si lo único que deseas es eliminarla de tu vida hay simples rituales para conseguirlo. Y no se requieren creencias religiosas ni nada parecido. Durante una luna nueva (puedes usar cualquier jueves si no puedes esperar a la luna nueva) al amanecer, al atardecer, al mediodía o a la medianoche, tómate un baño. Prepara una o dos tazas de sal y di la siguiente oración:

“En los nombres de mis antepasados, mis dioses y yo, te invoco, criaturas de la Tierra y el Agua. Ven, limpia (nombre de la persona maldita) de todas las energías negativas, y restaura el equilibrio y la salud. Por nuestras voluntades combinadas, así sea.”

como romper maldicion - Cómo romper una maldición

Vierte la sal en el baño. Métete y relájate durante al menos diez minutos. Debes estar clamado y asegurarte de estar completamente sumergido en el agua salada parte del cuerpo. Cuando estés listo para salir, limpia cada centímetro de tu cuerpo para estar seguro de que te quitas toda el agua salada. Cuando hayas terminado, di esta oración:

“Te agradezco, criaturas de la Tierra y del Agua, en nombre de mí, de mis dioses y de mis antepasados. Márchate, sin hacer ningún daño en tu camino, y regresa a mí con corazones alegres cuando te llame.”

Otros rituales que rompen la maldición

Si lo prefieres, puedes realizar otro ritual a parte del descrito anteriormente. Puedes probar cualquiera de los dos, o ambos. Al amanecer y al atardecer, quema la salvia o hoja de laurel como limpieza. Sumérgete en una fuente natural de agua (por ejemplo, un arroyo, río o mar) y deja que el agua se lleve la maldición. Usa selenita para limpiar y romper la maldición. Haz un té de hierbas para romper maleficios y así limpiar tu casa. Cuando hayas terminado, tira el agua afuera.

Cómo evitar que una maldición regrese

Desviar o limpiar una maldición es solo la mitad del trabajo. La otra mitad impide que vuelva. Después de haber roto la maldición, deberás tomar medidas para evitar que se repita y disipar cualquier efecto persistente. Hazlo limpiándote a ti mismo, tu casa y cualquier persona u objeto que pueda haber sido afectado. Usa amuletos protectores para bloquear futuras maldiciones. Repite estas medidas para mantenerlas potentes durante el tiempo que sea necesario.

Las maldiciones son definitivamente una parte de nuestro mundo moderno, pero no tienes que dejar que te afecten. Una maldición es algo realmente serio, y lidiar con ella puede asustar a una persona que no está acostumbrada al mundo de la magia. La buena noticia es que la magia es como cualquier otro método para implementar un cambio y sus principios se pueden aprender y aplicar sin experiencia. Al igual que es posible diagnosticar y curar un dolor de cabeza sin ser médico, es posible aplicar técnicas mágicas simples para protegerte y tomar un mejor control de tu vida.

Anuncios

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.